Finalmente, la policía brindó solución a la mujer paranaense que denunció violencia en una comisaria

María Mercedes, la paranaense que denunció en el día de ayer maltrato policial ante los micrófonos de Radio La Voz, se comunicó nuevamente con este medio para informar que en el día de ayer los Jefes Departamentales de la policía la recibieron en su despacho para solucionar el inconveniente.

Mercedes precisó que “Yo le pedí a Antonow que por favor hiciera algo por el atropello que tuvo hacia mi persona como mujer. Este hombre ya no tendría que estar acá y espero que se le de el traslado”.

“Yo en este momento no tengo comisaría, porque ellos no me van a atender, ya la última vez me dejaron parada y no me atendieron. En este momento, en la Comisaría 10° es una comisaría corrupta, porque hombre no hace nada”, advirtió.

Para sorpresa del conductor del programa “La Saranda” y de la gran audiencia, Mercedes confesó que “Yo tuve un amorío con un policía de ahí que fue trasladado. Él venía y se escapaba en horario de trabajo y venía a visitarme, pero nunca venía a comer y eso es pasado, pero esto es nuevo y ellos van a buscar cualquier cosa para tapar la canallada que hicieron”.

Precisó además, que las visitas del oficial a su casa “Era generalmente a las diez de la noche, cuando el resto salía a hacer patrullero, nosotros nos podíamos de acuerdo o sino se nos hacíamos seña con los dedos o con las manos”.

“No me interesa que vuelva, porque se portó muy mal conmigo, y me puso bien que le dieran un traslado. El llegó a mi casa a usarme, yo fui la única que le abrí las puertas de mi casa y sentí que me traicionó, él me engañó, porque era casado y tenía otra chica por ahí”, indicó sobre el amorío transitorio.

Volviendo a su charla seria, Mercedes describió que “Nunca hay patrulleros cuando lo pedimos, pero ellos pueden comunicarse, y para cualquier bobada o pelea de polleras aparecen 4 o 5 patrulleros, pero ellos sólo se miran las uñas y nunca hacen nada, y le pasa a mucha gente, pero no se animan a actuar.

Finalmente precisó que el Jefe Departamental, Comisario Mayor Marcos Antoniow y el Subjefe Raúl Menescardi “Me trataron muy bien y me atendieron muy bien. Vino el segundo Jefe y luego vino Antonow y yo le leí las cartas que yo escribí por lo que pasó con Molina”.
FUENTE: RADIO LA VOZ 901

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.